Huevos de pata vs huevos de gallina

Me explicó hace poco un buen amigo los motivos por los que comemos huevos de gallina y no de pato. Era algo que yo no sabía y, seguramente, tú que me estás leyendo, tampoco lo sepas, o sí… En cualquier caso, lo explicaré aquí.

La razón es bien sencilla: cuando las gallinas ponen un huevo, de manera simultánea, cacarean para que todo el mundo lo sepa. No así el pato -bueno, la pata- que en silencio va dejando los huevos, sin que nadie se dé por enterado. Nunca he comido huevos de pata, y quizás sean más nutritivos que los de gallina, o se hagan mejores platos con ellos, pero si no sabemos que la pata ha puesto un huevo, no iremos a buscarlo.

Algo parecido pasa con las empresas. Aquellas que se dejan ver, escriben, debaten, merodean por las redes, anuncian sus éxitos y sus planes, son las que acaban siendo conocidas. Las que están agazapadas en su labor diaria, escondidas tras su silencio, no son conocidas y pocas personas serán las que llamen a su puerta. Quizás tengan un producto más atractivo que la competencia o  den un servicio sin igual, pero si nadie o casi nadie las conoce, su labor puede acabar siendo olvidada.

En Imthe queremos ser como los huevos de gallina y, además, tener todas las ventajas del huevo de pata. Tras siete años desde nuestra puesta en marcha, nos hemos consolidado como una de las mejores empresas del sector: la calidad es nuestra mejor carta de presentación, la atención a nuestros clientes algo sobre lo que no se puede hacer bromas, pero nos faltaba “cacarear” un poco más, darnos a conocer, explicar qué hacemos, cómo lo hacemos y cuáles son nuestros logros.

Con esta motivación, iniciamos hoy nuestro blog, que queremos se acabe convirtiendo en un espacio de conocimiento y de debate entre los profesionales del sector, y que nuestras entradas viajen por todas las redes sociales.

Ojalá llegue el día en el que se diga: “¿pero no conoces el blog de Imthe?”

4 thoughts on “Huevos de pata vs huevos de gallina

  1. Caramba con la metáfora. Es muy cierta. Doy fe de ello.
    Hasta que una empresa no comienza a cacarear no se la conoce extramuros de sus accionistas y colaboradores.
    Fuisteis proveedores en Gas Natural Corporación y guardo un magnífico recuerdo.
    Libros de actas fundacionales de 1843. El libro de Pedro Duran Farell. La llegada del gas natural a Barcelona el 1969. Y tantos y tantos más….. Un trabajo preparado para compartir vía Internet. Para doctorandos de universidades. Etc. Etc.
    Todavía recuerdo el día que buscando historiadores para que consultaran la bibliografía de la empresa, nos enteramos que éstos están en la facultad de económicas.
    Suerte a IMPTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *